10 canciones para llevártela a la cama


  • 15 enero, 2016
  • Staff Evas

Dos copas de vino tinto, luz tenue, tu mano sobre su pierna… ¿Qué falta para completar el cuadro? Exacto: la música adecuada. Una melodía sugerente que desenrolle la alfombra roja hasta la cama.

No hace falta ser un Casanova para conocer las bondades de la música en las tareas de alcoba. Elegir las notas idóneas puede, también, enriquecer la experiencia en la cama.

Según la sexóloga Carme Sánchez, codirectora del Instituto de Sexología de Barcelona, “durante el sexo nos centrarnos en la vista y olvidamos el oído”. Así perdemos un gran potencial, ya que la música tiene el poder de “evocar imágenes muy estimulantes, de amor y deseo, que pueden incluso disparar fantasías eróticas”.

Eso sí, hay que saber elegir. Cuando se trata de seducir y de disfrutar del sexo, no vale cualquier cosa. Conviene ser especialmente precavido cuando se trata de una primera vez y, como bien explica nuestra sexóloga, “es mejor caer en el tópico que mear fuera de tiesto”.

La música debe ser suave, con un ritmo pausado pero bien definido y, al contrario de lo que se suele creer, no es conveniente tratar de seguir este ritmo en el sexo, puesto que “la música debe ser secundaria, no interferir”. En ello coincide Iván Rotella, sexólogo y director de Astursex Atención Sexológica, que recomienda “evitar estridencias” y elegir según la persona con quién estés.

Por todo ello hemos preparado una lista con diez canciones, diez armas que, usadas cuando toca, pueden dispararte al olimpo del sexo. Y con las aclaraciones de nuestro sexólogo, Iván Rotella, entenderemos por qué funcionan tan bien. Empezamos el ranking por el final.

10. The XX – Crystalised

Combinación de electrónica, pop y psicodelia. Su ritmo suave y bien marcado incita al movimiento, y sus voces masculinas y femeninas intercaladas “generan una energía de tipo sexual que invita a entrelazarse

Lo mejor

A las chicas les encanta.

El riesgo:

Que les guste demasiado y se te despisten.

9. Portishead – Glory Box

Clásico entre los grandes del trip-hop, uno de los mejores estilos para generar ambiente. Pon Glory Box en tu playlist si subes a una chica a tomar la última: a ella le gustará y quedarás como un chico con clase.

Lo mejor

Es un tiro seguro porque “las músicas con cadencias marcadas incitan al movimiento”.

El riesgo

Más adecuada para los preliminares que para el sexo en sí.

8. Aerosmith – I don’t wanna miss a thing

Pongamos que hay sentimientos de por medio. Pongamos que quieres ponerle un rollo épico al asunto. Pongamos que quieres hacerlo inolvidable. Pues pongamos I don’t wanna miss a thing.

Lo mejor

Si te funciona, se enamorará de ti.

El riesgo

Puede pensar que eres un cursi.

7. Leonard Cohen – I’m your man

Según Rotella, “las voces masculinas graves generan un ambiente de erótica virilidad”. Y nadie tiene la voz más grave que Cohen. Así que, si quieres quedar como un señor, como un auténtico seductor, ésta es tu canción.

Lo mejor

Su voz desprende testosterona a cada decibelio.

El riesgo

Nunca sabrás si ella pensaba en ti o en él.

6. Marvin Gaye – Sexual Healing

Ahora mismo, ya estamos sacando el armamento pesado. Uno de los grandes del R&B y del soul, otro de los estilos “con evidentes connotaciones eróticas”.

Lo mejor

Después de esta canción solo cabe el sexo.

El riesgo

Puede ser algo obvia, así que si la cosa no está clara es mejor evitarla.

 

5. Depeche Mode – Enjoy the Silence

Una opción no tan evidente pero no por ello menos a tener en cuenta. Los reyes de la electrónica en los 80″s y 90″s practican un pop sintético que encaja bien durante una larga sesión de sexo.

Lo mejor:

Cualquiera de sus discos funciona.

El riesgo:

Es quizás la opción menos sugerente de la lista.

4. The Stooges – I wanna be your dog

Tema punk ideal para un ligue de una noche en un bar de mala muerte con mucho alcohol en las venas.

Lo mejor

Despierta el sexo sin tabúes.

El riesgo

Si la chica es modosita, le cortará el rollo.

 

3. Serge Gainsbourg – Je t’aime… moi non plus

El clásico entre los clásicos de la música sugerente, ideal para lanzarte a su cuello. Cumple el póker del erotismo: voz masculina y femenina intercalada, a susurros, hablando de amor y encima en francés (lengua que “pertenece a nuestro imaginario erótico”).

Lo mejor

Es una canción inconfundiblemente sexual.

El riesgo

Demasiado obvia, es decir a gritos vamos a acostarnos y no siempre conviene.

2. Procol Harum – A Whiter Shade of Pale

Más que música de sexo es música de amor, de mirarse a los ojos y de crear un vínculo antes, durante y después del acto. Una auténtica bomba emocional.

Lo mejor

Esta canción tiene el poder de enamorar.

El riesgo

No usar a no ser que tengas muy claro que quieres poner un anillo en su dedo.

1. Massive Attack – Angel

Y el oro es sin duda para otra de las grandes bandas de trip-hop y su tema más terriblemente orgásmico. Ritmo progresivo con un sonido que se va saturando poco a poco hasta llegar a un clímax de esos que dejan varios arañazos en la espalda para después, suavemente, despedirse retirando instrumentos uno a uno.

Lo mejor

Es el sexo hecho canción.

El riesgo

Dura poco más de cinco minutos, tú deberías aguantar algo más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *