Lo último en placer sexual.


  • 11 diciembre, 2015
  • Staff Evas

Unos revolucionarios huevos ‘made in Japan’ llegan al mercado del juguete erótico.

Confirman la tendencia hacia lo divertido, discreto y desenfadado que marcaron los objetos sexuales con forma de pato, pez o flor.

Divertirse con juguetes en soledad y en pareja no es algo nuevo: los primeros aparatos surgieron en la antigüedad. Pero una nueva generación de artilugios para el placer está irrumpiendo en el mundo del erotismo. Se trata de un concepto muy alejado de los implícitos artículos que se popularizaron en los años ochenta. El realismo está pasado de moda. La tendencia en este mercado es clara: un diseño atractivo a la vez que funcional, discreto y, sobre todo, divertido.

Alguna vez nos han preguntado si es posible que los vibradores lleguen a dar calambrazos Sin duda, los artículos más exitosos son los vibradores: tanto para hombre como para mujer, los hay de todas las formas, colores y tamaños, con diseño de alta tecnología, variadas funciones y materiales antialérgicos. Ni siquiera hay que preocuparse por las pilas, ya los hay ecológicos, con cargador solar.

Las mujeres solicitan a menudo las bolas chinas y otros productos que además de producir placer las ayudan a fortalecer y tonificar los músculos vaginales. También tienen mucho éxito los denominados “paquetes de placer”, que incluyen aceites, cremas, plumas, pintura corporal comestible y otros productos para crear ambiente y disfrute no necesariamente sexual.

Internet ha facilitado la compra discreta de juguetes eróticos, pero hay quien sigue prefiriendo pasar por la tienda. Marisa Aranda, responsable de Los Placeres de Lola, una tienda madrileña dirigida solo a las mujeres, explica que la mayor parte de sus clientas son féminas de entre 30 y 50 años, pero también las hay de 20 y de 80. “Cada vez son más las que se animan a descubrir este mundo”, asegura Marisa, pero también reconoce que todavía hay mucho desconocimiento y falta de información. “Es una esfera fundamental en la vida de todas las personas, y hay mujeres que no han tenido en su vida un orgasmo y que no conocen sus puntos de placer y disfrute. Alguna vez nos han preguntado si es posible que los vibradores lleguen a dar calambrazos”.

No obstante, señala Marisa, también les ha sorprendido positivamente que algunas mujeres vayan con la receta médica de su ginecóloga/o para comprar bolas chinas para tonificar su suelo pélvico. “Está genial que se vayan modernizando y priorizando en la salud sexual de las mujeres”, asegura.

Estos son algunos de los mejores y más innovadores ejemplos de juguetes eróticos:

1. Huevos masturbadores: La firma japonesa Tenga acaba de lanzar en España estos huevos ideados para que el hombre consiga el máximo placer con la masturbación. Son lavables, muy discretos y además incluyen un gel lubricante.

<p>Huevos masturbadores.</p>

2. Vibradores acuáticos: Para hacer de la bañera un auténtico momento de relax. Los patitos son un clásico, pero hay otras opciones que también causan furor, como unos vistosos peces de colores o unos simpáticos pingüinos.

<p>Vibrador acuático.</p>

3. Vibrador para pezones: Ideal para potenciar esta zona tan erógena del cuerpo.

<p>Vibrador para pezones.</p>

4. Vibrador en forma de flor: Porque el placer no está reñido con la elegancia. Con doble estimulación y varias velocidades. Es sumergible e incluye cargador.

<p>Vibrador en forma de flor.</p>

5. Vibradores Tickler: Su diseño ergonómico está ideado para su uso en el clítoris.

<p>Vibrador Tickler.</p>

6. Oveja hinchable: Muy solicitada para despedidas de soltero, en lugar de la tan manida muñeca. Con sonido de balidos.

<p>Oveja hinchable.</p>

7. ‘Comehombres’: Vibrador para hombre en forma de alienígena de enorme boca. Tiene 3 velocidades.

<p>Comehombres.</p>

8. Lavanda ‘fingers’: Fundas profilácticas para los dedos que potencian las caricias.

<p>Lavanda fingers.</p>

Pilar Cristóbal: “Existe cierto tabú hacia los juguetes anales” Sexóloga, autora de varios libros. Cada semana resuelve las dudas de los lectores en el consultorio de 20minutos.es.

¿Qué percepción tienen los españoles del juguete erótico?

Buena, todas las novedades nos parecen bien. Salvo algunos grupos aislados, a la mayoría les parece muy entretenido, pero les cuesta gastarse dinero en ellos. La serie de Sexo en Nueva York supuso un gran paso adelante. En esa misma época salió un consolador muy gracioso en forma de gusanito de color violeta, con un apéndice para el ano, que no tenía nada que ver con el clásico pene, que era más una fantasía masculina que algo pensado para las mujeres. Así apareció toda una línea de juguetes, divertidos y que se podían llevar en el bolso sin llamar la atención, porque no evocaban nada sexual. Es un concepto totalmente distinto. Se huye del producto cutre, obvio y funcional, se busca lo divertido y vistoso

¿Qué objetos triunfan?

Se huye del producto cutre, obvio y funcional, se busca lo divertido y vistoso. Se están creando juguetes que tienen que ver con la risa, con crear ambiente de juego y placer.

¿Cuál es el mejor momento para utilizar juguetes?

Una relación de pareja pasa por tres fases: primero de exaltación, las hormonas te poseen y no necesitas nada porque te sale la testosterona por las orejas. En una segunda fase queda algo de testosterona pero empieza a funcionar la oxitocina, que es la hormona del cariño y el amor. Después la testosterona desaparece de manera natural, ahí es cuando hay que introducir un aliciente para las relaciones sexuales.  No quiere decir que en ese momento decaiga el amor; mucha gente confunde el dejar de sentir atracción con dejar de querer. No tiene nada que ver.

¿Cuáles son las consultas más frecuentes?

Primero preguntan por la ansiedad y la culpa generada por usar juguetes, si está bien utilizarlos o no, si crean adicción, si son dañinos… Después preguntan cómo usarlos.

¿Los hombres tienen tabús respecto a los juguetes?

Existe cierto tabú hacia los juguetes anales, pero va por edades, cuanto más jóvenes, menos problemas tienen de experimentar con lo que sea. Los mayores de sesenta tienen más recelos, porque lo relacionan con la homosexualidad. Pero experimentar con una zona de tu cuerpo no tiene nada que con la orientación sexual.

¿Es importante cumplir las fantasías eróticas?

No, las fantasías deben quedarse en la cabeza. Muchas chicas jóvenes tienen la fantasía de la violación, pero en esos sueños ellas tienen la libertad de elegir la situación: cómo es el violador, qué le hace. etc. No tiene nada que ver con una violación real. En cuanto a disfrazarse, es realidad un juego de roles.

¿Hay alternativas caseras para tiempos de crisis?

Se han hecho de toda la vida: hortalizas bien lavadas (zanahorias peladas, por ejemplo), juguetes o cosas que tienen la forma requerida. Hay que tener cuidado con las botellas, utilizarlas siempre tapadas, porque si las metes abiertas pueden hacer vacío y luego no se pueden sacar. Respecto al e. coli no hay que preocuparse, el PH de la vagina es ácido y mata casi todo lo que entra.

¿Qué opina de los productos de feromonas?

No sirven para nada, está superestudiado. Las primeras pruebas fueron en los años 60 y la gente no percibía absolutamente nada. Cuando estás enamorado de alguien generas un olor que nuestro cerebro reconoce perfectamente. No hace falta feromonas externas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *