¿Sabes jugar ‘Dirty Talk’ (hablar sucio) en la cama? te enseñamos


  • 12 enero, 2016
  • Staff Evas
Foto propiedad de: ‏@WomensHealthMag

La mayoría de mujeres no están seguras de que el dirty talk sea sexy.

México- Desde el tantra hasta el porno, desde el oral, hasta el anal; sí, de todo se experimenta cuando de alcanzar un alto placer sexual se trata.

De hecho, una de las nuevas tendencias en este ámbito es el Dirty Talk o traducido, “hablar sucio” cuando estas teniendo sexo. Entre más “sucio” sea lo que salga de ti, más estimulación provocarás a tu pareja. Y por supuesto, eso depende de los que ambos consideren sea fuerte, vulgar o simplemente excitante.

“Decir o escuchar palabras cargadas eróticamente estimula la transmisión de dopamina, que juega un gran rol en la excitación sexual”, explica Ian Kerner, PhD, autor del libro Passionista. “este tipo de palabras pueden realzar la intensidad emocional y física de la experiencia”, señala el experto.

No obstante,  la mayoría de mujeres no están seguras de que el dirty talk sea sexy, por eso prefieren callar durante el acto, perdiéndose así de un sexo más apasionado. Pero he aquí una revelación: lejos de hacer el ridículo, mencionar lo que te gusta o lo que quieres hacer, de una manera sensual, acelerará los motores de tu chico de inmediato.

A los hombres les encanta la comunicación erótica, todos los sonidos que revelen satisfacción genuina serán bien apreciados por tu pareja; gemidos y suspiros siempre deben estar presentes, pero en cuanto se trata de las palabras hay dos posibilidades:expresar por qué estás disfrutando el momento y describir lo que quieres hacer a continuación.

Por eso aquí te dejamos algunos ejemplos de frases ganadoras:

• Estoy llegando: se lleva el puesto número uno. Tan pronto la menciones entre gemidos excitarás a tu hombre de tal manera, que es muy probable que él llegue también. Procura decirla sólo si estás a punto de llegar, si no quieres que el orgasmo se te esfume.

• Me encanta que me (verbo: frotes, toques, acaricies, beses, etc.) mis (lugar: pezones, piernas, cola, ombligo, etc.): si añades sensualidad a esta frase, obtendrás de inmediato el tratamiento que estás buscando; no se trata de dar una orden (aunque eso puede funcionar para algunos), sino de sugerirle que realice las acciones que tu encuentras placenteras; él sabrá que si hace lo que le pides estarás más plena y él también, por consiguiente.

• Me encantan tus manos: hacer cumplidos acerca de su buen desempeño será excitante para él porque será el reconocimiento explícito de que él está cumpliendo la misión de darte placer.

•La tienes tan dura: frases subidas de tono están permitidas entre las sábanas, te sorprenderás al comprobar lo excitantes que son.

• Hazme duro: apenas lo digas, él sacará de sí toda su energía

Con información de Fucsia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *