Sexsomnia: los misterios del sonambulismo sexual


  • 23 diciembre, 2015
  • Staff Evas

Tu pareja te despierta de noche y te hace el amor con pasión. ¿Suena romántico? No si está profundamente dormido. ¿Por qué algunas personas sufren de sexsomnia? Un experto británico lo investigó.

 

magina…

Es de madrugada y estás profundamente dormido/a, tu pareja ronca a tu lado. Entonces se mueve y sientes su mano en tu vientre. La mano se mueve hacia tus senos.

“Ahora no”, murmuras, “¡Quiero dormir!” Pero él se monta en ti. Y antes de que reacciones, él está tratando bruscamente de penetrarte. Tú le gritas para que se quite, pero él ni responde. Es como si estuviera soñando. Finalmente logras quitártelo de encima.

A la mañana siguiente le preguntas qué diablos hacía… pero te dice, genuinamente, que no recuerda nada del tema.

¿Un maníaco sexual? Más bien, un sexomne.

Sexsomnia o sonambulismo sexual, lleva la excitación nocturna más allá del sueño húmedo. Es un raro desorden del sueño en que la gente trata de tener sexo estando dormida. Aún más, aunque están profundamente dormidos/as, con frecuencia pueden ser muy bruscos/as en sus intentos.

Hay muy poca investigación sobre sonambulismo sexual, y la terapeuta sicosexual Desa Markovicquería entenderlo mejor. Así que pidió a sus colegas hacer equipo.

En su estudio, entrevistó a 50 terapeutas sicosexuales sobre sexsomnia. Respondieron preguntas sobre clientes que presentaban el desorden, y si pudieron tratarlos.

Solo entre 1% y 6% de la gente sufre de sexsomnia, según estudios, así que no sorprende que solo 5 de los sicoterapistas alguna vez hayan visto un cliente con el desorden. La mayoría ni siquiera habían escuchado del tema.

¿Por qué el sonambulismo sexual?

Este parece ser diferente para cada persona que lo padece, de acuerdo con los 5 terapeutas que trataron a los sexsomnes. Ellos enlistaron problemas relacionados con el sexo como posibles causas, como frustración sexual, adicción al sexo o una pobre autoimagen sexual.

Otros posibles detonadores de sexsomia no estaban directamente relacionados con sexo. Como depresión, ansiedad y estrés alto. Una pobre comunicación con la pareja fue otra característica enlistada por uno de los terapeutas sicosexuales.

¿La sexsomnia puede ser tratada? Ya que los profesionales de la salud apenas empiezan a aprender sobre el sonambulismo sexual, siguen tratando de entender la mejor forma de tratarlo. El tratamiento que combina diferentes elementos puede ser la mejor idea, según los participantes. Por ejemplo, podría ser de ayuda combinar la terapia individual para abordar puntos como el estrés o una pobre autoimagen sexual, con educación sexual y terapia de pareja, sugiere Markovic.

No hay duda de que la sexsomnia puede ser muy estresante, tanto para quien la sufre como para su pareja. Si te suena familiar, no tengas reparo en solicitar ayuda. Un buen lugar para empezar, es tu médico familiar. Pues él/ella te puede derivar con otro profesional en caso de que poder tratarte.

Basado en la ponencia y extracto presentados por Desa Markovic en la WAS 2015: ‘Sexsomnia: un reto para los clientes y para los clínicos también’

¿Alguna vez has tenido sexsomnia? Cuéntanos aquí debajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *